round image on layout top

APRENDER A COMER: DIETA Y CONTROL DE IMPULSOS

23 noviembre 2009 by Dr. Rosa Sanchez divider image
Print pagePDF pageEmail page


Si resumimos, perder peso y mantenerlo  es cuestión de contar calorías para no exceder el gasto;  de saber que hay que comer a diario frutas y verduras, de controlar el tamaño de las raciones. Pero hay mucho más.

Uno se debate entre prescindir de esa apetitosa ración de patatas fritas de guarnición que le han servido o darse el gusto de saborearla. Total, por un día…

También, cuando está viendo en la televisión jugar a su equipo favorito o siguiendo una película, lleva asociado de forma casi automática estar comiendo algún aperitivo.

 O hay a quien le sucede que, cuando llega la noche, tras cenar, y cuando toda la casa está en orden y silencio, lo que más le apetece en el mundo es tomar un colacao con galletas, en parte para premiarse por un día agotador.

También ocurre que estar a dieta es sacrificado y los resultados no son inmediatos, pero sí es inmediato el placer de saborear un bombón (los inconvenientes llegan más tarde). Y nuestra mente entiende mucho mejor de recompensas cercanas.

Otras veces es el comer por aburrimiento: “por la mañana mientras trabajo ni me acuerdo de la comida, pero por la tarde mientras estoy en casa, no paro de pensar en qué comer”. En el fondo, por hacer algo.

Y en ocasiones nos asaltan ideas insistentes que nos llevan a repetir los mismos errores aunque luego nos arrepintamos: aún sabiendo que la bolsa de patatas fritas nos va a arruinar la pérdida de peso, parece que nos atrae hacia la despensa. Y ya que hemos pecado, tras sentirnos culpables, seguimos con los pistachos.

Hay quien necesitaría de un día con más de veinticuatro horas y no alcanza a planificar las comidas, de modo que al llegar hambriento engulle lo primero que pilla.

Otras veces “el cuerpo me pide dulce”.

Y aunque todos sabemos de lo sano que es el ejercicio, resulta que llevamos pagadas dos mensualidades del gimnasio y no hemos ido más de cuatro veces, y eso en la primera quincena.

Comemos para calmar la  ansiedad, por hábitos sociales, por costumbre, por aburrimiento… y repetimos patrones de comportamiento equivocados o respondemos a impulsos sin racionalizarlos, y la consecuencia es que no conseguimos nuestras metas, ni nos sentimos bien con nosotros mismos. Estamos contraviniendo esas normas tan básicas y aparentemente sencillas que  enumeraba al principio, esas del comer sano. 

Parece claro que no  es tan fácil  perder peso y mantenerlo. Porque además de comer una u otra cosa, es necesario reprogramar nuestros patrones de conducta, variar algunos hábitos y aprender a manejar nuestros impulsos. Y estar convencidos de querer hacer esos cambios.

En la Clinica del Doctor Luis Almagro en Marbella, buscamos poner a disposición de nuestros pacientes todas las herramientas necesarias y  útiles para conseguir los mejores resultados. Con esa idea apostamos por ofrecer a partir de noviembre   un Taller de autocontrol del impulso alimentario, impartido por un psicólogo clínico experto. El temario está agrupado en tres sesiones independientes que pretenden dar respuesta e instrumentos de mejora a los pacientes que lo necesiten. Creemos en la utilidad de su contenido, enfocado en forma de taller para evidenciar su aplicación práctica a situaciones personales concretas, y pensamos que esa utilidad trasciende el objetivo de la pérdida de peso al ser aplicable a muchos otros ámbitos de la vida. 

 

Clinica Dr. Luis Almagro. Marbella. Soluciones para adelgazar.


2 Responses to APRENDER A COMER: DIETA Y CONTROL DE IMPULSOS

  • Me siento absolutamente identificada con todo lo que acabo e leer y, tras muchos intentos por mi cuenta y utilizando el sentido común que creía tener, voy cogiendo kilos de dos en dos, primero fueron en verano, luego hasta navidad intentando perder los ganados gané otros dos y ya en navidad…por qué no…?

    Y ahora qué? Hablemos de ese taller de autocontrol del impulso alimentario.

    Saludos desde Pamplona


  • Trata de identificar lo que haces mal. Analiza y se objetiva, hazte una lista y mira lo que puedes cambiar. Si es que quieres cambiarlo, eso es lo primero. Luego me cuentas.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

“MAMA QUIERO SER DELGADO”

“Mamá quiero ser delgado”, esto me contaba el otro día una paciente que le había dicho su hijo de 8 años. Desconocíamos si el niño había llegado a esta conclusión por que sus compañeros de colegio le habían hecho centro de sus burlas, o porque quería mejorar sus actitudes deportivas o porque alguna chica comenzaba […]
leer mas

EL USO DEL MICROONDAS

  Ante la pregunta repetida acerca de si el uso del microondas es seguro desde un punto de vista alimentario, y dado que no soy un experto en seguridad alimentaria, les remito y traduzco ( con alguna licencia) el siguiente articulo publicado en un blog de la Universidad de Harvard que creo puede resultar de […]
leer mas

RAZONES DE PESO PARA NO...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto...
leer mas

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a...
leer mas

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

 Parece una tendencia natural el pensar que si algo es bueno, mucho de ese algo será mejor. Esta es la base de un error que fundamenta buen número de los casos de exceso de peso que cada día atendemos en la Clínica de Doctor Luis Almagro. Un ejemplo prototípico lo constituye el aceite de oliva. Después de […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 2 noviembre 2011 @ 20:28