round image on layout top

UNA CUESTION DE HUEVOS

31 marzo 2017 by Dr. Luis Almagro divider image

Es conocido que durante años los profesionales de la salud hemos recomendado, basado en el conocimiento que se tenía, un control riguroso y exhaustivo en el consumo de huevos. Sobre todo en aquellas personas con niveles elevados de colesterol en sangre y con enfermedades o con riesgos cardiovasculares. Tan repetido y eficaz fue el mensaje que ha sido de sobra asumido por la población general. Pues bien, ahora toca modificarlo, y eso no es tarea fácil.

Esta recomendación viene de los años 70, y estaba basada en una teoría o corriente que hacía a las grasas y al colesterol como uno de los mayores responsables de la enfermedad cardiovascular.Por tanto, si suprimíamos  o disminuíamos las grasas y el colesterol procedente los alimentos, se reduciría el riesgo. Bueno, pues ahora la cosa no es tan simple.

Si bien el exceso de colesterol en sangre, sobre todo el LDL, el “malo”, se sigue relacionando con este grupo de enfermedades , se sabe, a día de hoy, que el origen real del problema  no es el colesterol dietético . De hecho los niveles de colesterol sanguíneo están poco influenciados por el colesterol que ingerimos con los alimentos y la enfermedad cardiovascular resulta  que tiene más que ver , entre otras cosas, con el tipo de grasas (grasas saturadas y grasas trans ) y de azúcares que se ingieren en la dieta, que con el contenido en colesterol de los alimentos.

Dicho esto y basado en estudios extensos y rigurosos, en la actualidad se puede afirmar que, en la mayoría de personas sanas, no se relaciona el consumo de un huevo diario con la enfermedad cardiovascular. No obstante esta afirmación no es aplicable a personas con dificultad para controlar su colesterol LDL y para diabéticos, que deberían controlar el consumo de yema de huevo a no más de tres por semana. Pero para complicar un poco más el asunto existen algunas personas cuyos niveles de colesterol  sanguíneo, SI son muy influenciables por el contenido en colesterol de los alimentos que se ingieren.

Conclusión, que el huevo no es tan malo como decíamos hace unos años y que por tanto se debe modificar el mensaje,  que puede formar parte de una alimentación saludable, pero que como a todo hay que darle su justo y proporcionado lugar dentro del modelo dietético recomendable.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

UNIDAD DE REMODELACION...

Qué ofrecemos: La constante demanda de muchos de nuestros pacientes en busca de soluciones para mejorar la estética del contorno corporal, así como la evolución de la industria en proporcionar tecnologías cada vez más seguras, eficaces, y a la vez menos invasivas, nos ha llevado -pensando en mejorar la calidad de nuestra cartera de...
leer mas

La importancia de una dieta...

  ¿Somos lo que comemos?, pues miré usted quizás no tanto, pero esta claro que influye en lo que nos convertimos. Según su origen griego dieta es un régimen de vida. Esto es, la dieta no sólo es la comida, sino la actividad física, el trabajo, el descanso, incluso diría yo el modo de pensar […]
leer mas

ADELGAZAR Y AUTOESTIMA

Muchas son las consecuencias positivas de perder peso o de adelgazar. Esta claro que la disminución de grasa corporal provoca una disminución de factores de riesgo cardiovasculares, disminución de las cifras de tensión arterial, reducción de las cifras de colesterol y azúcar en sangre, reduce el riesgo de diabetes, hay reducción de...
leer mas

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a...
leer mas

DE REYES, PRINCIPES Y MENDIGOS

Esa frase en la que nos apoyamos para dar referencias sobre  la distribución de comidas, que propone “desayunar como un rey, comer  como un príncipe y cenar como un mendigo”, tiene mucho de sabiduría. Pero resulta que, siendo una frase de uso casi universal, luego sucede que no todos tenemos los mismos horarios ni hábitos. […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 31 marzo 2017 @ 7:57