round image on layout top

Como adelgazar..¿Todo vale?

15 enero 2013 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


¿Quien no se ha planteado alguna vez adelgazar?, y más en enero o después de vacaciones.

Las cifras generales de sobrepeso y obesidad en el mundo y en España en particular ya sabemos que son alarmantes… y si a esto sumamos los que incrementan su peso después de unas vacaciones o tras las Navidades, pues raro es el que no se lo plantea en algún momento.

En primer lugar, nos referiremos a  este segundo grupo de personas, es decir aquellos que han incrementado ligeramente su peso después de un período, más o menos largo, en el que han perdido sus hábitos normales, y que les representa un aumento de 2-3 kilos. A ellos les diría, que simplemente con volver a su rutina, si es que esta es correcta, que al cabo de 3-4 semanas ese peso se habrá normalizado, y que por tanto no necesitan de ningún recurso extra.

En el resto de casos el asunto es diferente, o debería serlo, y entonces ¿que he de hacer?, se plantearan algunos, puesto que la oferta es tan diversa.

La publicidad, sobre todo en determinadas épocas, nos ofrece un muestrario de “soluciones milagrosas”, adornadas de calificativos tales como fáciles, sin esfuerzo, asequibles y supereficaces. Podríamos hablar de múltiples métodos o sistemas dietéticos que cuentan con algún personajillo famoso irresponsable cantando sus virtudes; cápsulas naturales, naturales, imprescindiblemente importadas de países exóticos; o sesiones de descargas de electrocalambres, fríos o calientes, focalizadas sobre el michelín invasor.

Hablaremos aquí de métodos dietéticos de adelgazamiento. La variedad es impresionante. Tanta como su ineficacia, o mejor dicho su falta de seguridad. Me explicaré. Cualquier modelo alimentario que lleve a comer menos calorías, de un modo o otro, y basado en argumentos más o menos contrastados producirá, si se sigue según las instrucciones, una disminución en el peso. Esto no quiere decir que esa pérdida haya producido una mejora del estado general de salud, más bien, puede haberlo empeorado. Tampoco quiere decir que ese peso o grasa disminuidos se consolide o se mantenga a lo largo del tiempo, que es o debería ser el fin último de cualquier programa de pérdida de peso responsable.

Debería quedar claro que el sobrepeso y la obesidad, independientemente de aspectos estéticos, suponen un incremento del riesgo de padecer determinadas patologías, y que, por tanto, disminuir el peso, debería ir acompañado de una disminución en esos riesgos. Para ello es necesario elegir el camino adecuado.

Por otro lado, sería interesante aclarar, que ninguno de estos métodos, ofrece reglas innovadoras, ni descubrimientos sorprendentes. Es más, muchas de ellas han sido desechadas por la comunidad científica porque, a parte de su ineficacia, los riesgos superan a los posibles, aunque muy dudosos, beneficios.

Cualquier profesional, “con papeles”, de la nutrición conoce esas artimañas, pues son demasiado antiguas. Todos sabemos que un diurético hace bajar 2 kilos, y que la disminución de los hidratos de carbono, produce una pérdida de peso inicialmente rápida. En general, todos estos modernísimos e innovadores métodos tienden a eliminar y/o reducir el aporte de alimentos ricos en hidratos de carbono de la dieta. Eso si, cada uno aporta argumentos y razones diferentes, unos basados en razones bíblicas, otros en razones paleontológicas, otros evolutivas, como si hubiera fisiologías diferentes.

Pero también sabemos, esto no lo dicen los gurús, que el diurético produce una perdida de agua y electrolitos y que luego ese agua se recupera, y que si sigues tomándolos pueden aparecer problemas serios.

También sabemos, porque así lo dicen los estudios, esto tampoco lo dicen los iluminados, que a medio plazo, la disminución de peso se equilibra entre dietas más o menos proteicas y dietas equilibradas, y en cambio el riesgo de las primeras es mayor. Y que el secreto no está en eliminar los hidratos de carbono, si no en saber cuantos podemos comer, y grasas.. y proteínas…

Donde si deberíamos ser combativos es en la difusión, o divulgación de mensajes erróneos, que al final, basados simplemente en el “a mi me fue bien”, generan falsas ideas, creencias o expectativas en la población en general y en determinados colectivos en particular

No se trata de defender posturas, por supuesto que tengo la mía, a la que por otro lado he llegado después de muchos años de estudio y de experiencia con pacientes. Sino de ofrecer una solución al problema del sobrepeso, basada en la evidencia científica, en las reglas aceptadas por la ciencia… ciencia. Una solución que de simple es aburrida, tanto como eficaz, tanto como saludable.

Pero también, a lo mejor para algunos no cuenta, le podemos ofrecemos ayuda, soporte, comprensión, apoyo, …. y quizás esto pueda al final ser más importante o tanto como lo que comes o dejas de comer.

Por eso, al menos para mi, resulta emocionante y muy gratificante oír los testimonios de personas, que antes también habían probado otros caminos, cuando se dan cuenta que están adelgazando y controlando su peso, haciendo lo que hay que hacer, que no hay más cuentos, y que las reglas se caen de sencillas.

Así que por último lo que os diría es que al menos este “sistema” que os proponemos es tan eficaz como el que más, y por supuesto mucho más coherente y seguro. Allá cada cual. Para mi,  no todo vale.

El que quiera, aquí estamos, ya sabéis lo que ofrecemos….

Dr. Luis Almagro. Marbella. Consejos que te ayudan a adelgazar.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto...
leer mas

“MAMA QUIERO SER DELGADO”

“Mamá quiero ser delgado”, esto me contaba el otro día una paciente que le había dicho su hijo de 8 años. Desconocíamos si el niño había llegado a esta conclusión por que sus compañeros de colegio le habían hecho centro de sus burlas, o porque quería mejorar sus actitudes deportivas o porque alguna chica comenzaba […]
leer mas

Comer por ansiedad o ansiedad...

Posiblemente la mayor parte confunda o utilice de modo indistinto ambos términos, pero se refiere a dos situaciones bastante diferentes y con abordajes también diferentes. Comer por ansiedad se refiere a una situación, en la que aparentemente existe una ansiedad de base o previa, en la que se utiliza la comida o el acto de […]
leer mas

El hierro en la alimentación...

El hierro pertenece al grupo de los oligoelementos minerales indispensables para la vida, por intervenir en funciones tan importantes como el transporte de oxígeno a los tejidos, al ser constituyente necesario de la molécula de hemoglobina (proteína transportadora de oxígeno en los glóbulos rojos que, además, confiere a la sangre su color...
leer mas

¿Puedo comer fruta en la...

Esta es una pregunta que nos hacen con mucha frecuencia, y la respuesta siempre es ¿y por que no?. Las leyendas urbanas alrededor de la fruta son incontables, en la mayor parte de los casos por no decir en casi todos sin fundamento o con fundamentos falsos o verdades a medias. Las frutas  constituyen un […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 15 enero 2013 @ 18:11