round image on layout top

QUERER ES PODER

30 noviembre 2011 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


Nos pasamos el último invierno  escuchando como argumento de los pacientes que no hacen ejercicio ( la inmensa mayoría de los que presentan sobrepeso u obesidad) que lo harían cuando el tiempo mejorase. Pues bien: llegado el buen tiempo, nos hemos pasado el verano escuchando, como argumento para seguir en las mismas, que estaban esperando que pasara el calor. ¿En qué quedamos? Porque ya está aquí de nuevo el otoño bien instaurado, con los inconvenientes que la lluvia y las pocas horas de luz suponen para la realización de actividad deportiva. Llegados a este punto, no podemos dejar de concluir que, claramente lo decisivo no es el tiempo, sino el grado de determinación e intencionalidad  para hacer las cosas.

Una acertada frase dice algo así: “Quien realmente quiere hacer algo, pone medios. Quién no lo quiere hacer, pone excusas”. Esta máxima, aplicable a muchos otros ámbitos de la vida, es la respuesta al dilema del primer párrafo.

El tipo de vida que llevamos, para la mayor parte de casos de personas con exceso de peso, supone pasar muchas horas del día sin apenas tener gasto por actividad física. Hace falta comer muy poco para mantener un buen peso esas circunstancias, y limitar mucho la ingesta permanentemente es desagradecido y poco realista. La única opción que cabe para aumentar el gasto tener mayor consumo por actividad.

Pero el ejercicio no es bueno sólo en la medida en que aumenta el gasto calórico, es NECESARIO para el correcto funcionamiento del organismo. Tenemos un aparato locomotor (huesos, articulaciones, músculos, tendones y ligamentos) ideado para cumplir la función de movernos. Muchos de los dolores articulares y musculares (el dolor de espalda es el ejemplo más significativo) tienen su origen en la insuficiencia muscular por falta de entrenamiento, y remiten o se atenúan con el ejercicio. Las posturas sedentes acortan determinadas cadenas musculares y atrofian otras que quedan laxas, y es necesario un trabajo muscular compensatorio que, por ejemplo, tire hacia atrás de las escápulas después de ocho horas con los hombros caídos hacia delante ante el ordenador

Un argumento más: el ejercicio regula la sensación de apetito, hecho constatado científicamente. Es mucho menos probable que aparezca ese “hambre a todas horas” que demasiado a menudo escuchamos en consulta en personas que realizan ejercicio con regularidad.

Puede apetecernos más o menos, gustarnos más una modalidad u otra, pero hay tantas, que la única condición necesaria es querer hacerlo. Y no nos cansaremos de seguir dando argumentos, pero una vez convencidos hay que darle la suficiente prioridad en nuestra agenda. Cuando alguien no puede hacer ejercicio “porque tiene que  hacer la compra” le propondríamos  que no haga la compra porque tiene que hacer ejercicio. Si alguien nos llama para pasarse por casa a visitarnos, en lugar de pensar que ya no puede salir a caminar esa tarde porque viene visita, informemos a esa persona de que esa tarde no podrá ser porque tiene tareas importantes pendientes (salir a caminar), y traslademos la cita a un momento más oportuno para ambos. O mejor, invítele a contarle lo mismo durante una caminata en lugar de ante un café con pasteles.

           Dra. Rosa Sánchez. Clínica Dr. Luis Almagro. Marbella. Ejercicio que te ayuda a adelgazar.

 


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

Y después de adelgazar, ...

Pues después de adelgazar hay que mantenerse en el peso alcanzado. Sencillo y obvio, Se puede adelgazar de muy diferentes maneras, unas más adecuadas y saludables que otras, todo sea dicho, pero al final de un modo u otro llegaremos siempre a este punto,  ¿ Y ahora que? ¿ahora que hago? ¿podré comer helados, chocolate […]
leer mas

APRENDER A COMER: DIETA Y...

Si resumimos, perder peso y mantenerlo  es cuestión de contar calorías para no exceder el gasto;  de saber que hay que comer a diario frutas y verduras, de controlar el tamaño de las raciones. Pero hay mucho más. Uno se debate entre prescindir de esa apetitosa ración de patatas fritas de guarnición que le han servido o […]
leer mas

Menos salero y mas salud. Sal...

La sal con la que habitualmente condimentamos las comidas contiene un mineral, el sodio, cuyo consumo en exceso es decisivo en la evolución y desarrollo de una enfermedad cardiovascular tan relevante como la hipertensión arterial. El exceso de sal – y la falta de ingesta de líquido- también está relacionado con la frecuente “retención de...
leer mas

SEEDO

En una entrevista publicada en el canal consumer,  el presidente de la Sociedad Española Para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), Felipe Casanueva, a la que pertenecemos  ha realizado entre otras las siguientes afirmaciones: Se puede hacer que el paciente pierda peso, pero lo en realidad difícil es evitar que vuelva a  recuperarlo. Todavía no...
leer mas

CELEBRACIONES A LA AMERICANA

Celebrar en torno a una mesa es una costumbre enormemente extendida y uno de los ejemplos mas significativos lo constituye el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, su” Thanksgivin day” y como todo, lo celebran a lo grande. Tiene lugar el cuarto jueves de noviembre, en que tradicionalmente se daba gracias por la […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 30 noviembre 2011 @ 17:21