round image on layout top

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR UNA BOLSA DE PATATAS FRITAS (V)

21 mayo 2010 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto a lo que pensamos. Quisieramos dejar claro que no es nuestra intención demonizar las patatas fritas, simplemente nos sirven como ejemplo  extrapolable a otros muchos productos de consumo similares y tan frecuentes en nuestro día a día. Hoy valoramos la cantidad de sal que contienen y sus implicaciones.

Un reciente estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), concluye que los españoles consumimos el doble de la cantidad diaria recomendada.  El consumo medio es de 9.7 gramos por persona y día cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no superar 5 gramos. El sodio es el mineral que compone la sal común, de modo que se consideran elevados en sodio aquellos alimentos con más de 500 mg de sodio por 100 gramos de producto, que equivale al 1.3% de sal. Por encima de ese porcentaje están alimentos que deberían ser evitados o consumidos de forma muy ocasional por personas que deban seguir dieta baja en sodio, y con el fin de evitar problemas de salud futuros, se aconseja moderar la frecuencia de ingesta de alimentos altos en sodio a personas sanas.

Aunque algunos alimentos contiene sodio de forma natural (mariscos, vísceras), la mayor parte del sodio que ingerimos proviene de alimentos procesados, en los que el sodio es aportado por la sal como ingrediente, o formando parte de algunos aditivos, como el glutamato monosodico (E-621).  Gran parte de la sal en la dieta proviene de alimentos como embutidos, queso, conservas de pescado,pan,  salsas y aperitivos salados.  Consumer Eroski realizó en 2005 un estudio sobre el contenido en sal de 67 productos elaborados del que se obtuvieron resultados muy reveladores: más de la mitad de los alimentos analizados, todos de consumo habitual, contenían más sal de la considerada conveniente, con diferencias significativas entre unas y otras marcas de un mismo producto. Se encontraron alimentos que superaban entre dos y   diez veces el máximo mencionado de 500mg de sodio por 100 gramos : conservas de anchoas, jamon curado, salchichas frankfurt, chorizo, jamon cocido, queso curado, paté, pizza, patatas fritas, pan , algunos cereales de desayuno…

Habrán observado que  entre los alimentos más altos en sodio no siempre están los tenidos por más salados. En el caso de los aperitivos, se encontró una marca de aperitivo de maíz que contiene toda la sal que un niño de siete años necesita al cabo de un dia.  El inconveniente añadido a los problemas de salud es que el uso de estos productos habitúa al paladar a sabores marcadamente intensos y salados, a menudo reforzado por aditivos potenciadores del sabor,  con lo cual encontramos que el sabor natural de los alimentos resulta insípido o falto de sabor, y así, por ejemplo, la verdura “no sabe a nada”.

El consumo elevado de sodio es un factor de riesgo muy importante para el desarrollo de hipertensión arterial,  que a su vez aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, y no olvidemos que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en adultos de nuestro medio. La reducción a la mitad del del consumo de sodio diario evitaría miles de muertes cada año. Con ese objetivo,  se está trabajando en la reducción del contenido en sal de alimentos procesados de consumo habitual (pan, por ejemplo) y en la necesidad de información clara y obligada en las etiquetas de los alimentos. No obstante, la última decisión la tiene el consumidor, y en nuestra mano está dar prioridad al consumo de alimentos frescos o minimamente procesados.

(Fuente: consumer.es)

 

 


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

COMIDAS PARA LLEVAR AL TRABAJO

Sea por la crisis, sea por la globalización de horarios, por los horarios o por el motivo que a cada uno le parezca, cada vez son mas las personas que comen en el trabajo. Algunos comen de restaurante o los clasicos menús del dia y otros, muchos llevan su comida desde casa. A ellos nos […]
leer mas

ADELGAZAR Y AUTOESTIMA

Muchas son las consecuencias positivas de perder peso o de adelgazar. Esta claro que la disminución de grasa corporal provoca una disminución de factores de riesgo cardiovasculares, disminución de las cifras de tensión arterial, reducción de las cifras de colesterol y azúcar en sangre, reduce el riesgo de diabetes, hay reducción de...
leer mas

UNA CUESTION DE HUEVOS

Es conocido que durante años los profesionales de la salud hemos recomendado, basado en el conocimiento que se tenía, un control riguroso y exhaustivo en el consumo de huevos. Sobre todo en aquellas personas con niveles elevados de colesterol en sangre y con enfermedades o con riesgos cardiovasculares. Tan repetido y eficaz fue el mensaje...
leer mas

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

 Parece una tendencia natural el pensar que si algo es bueno, mucho de ese algo será mejor. Esta es la base de un error que fundamenta buen número de los casos de exceso de peso que cada día atendemos en la Clínica de Doctor Luis Almagro. Un ejemplo prototípico lo constituye el aceite de oliva. Después de […]
leer mas

El carro de la compra

Articulo publicado en la Tribuna de Marbella Tres son los pilares fundamentales para una alimentación correcta y equilibrada. A saber: una adecuada elección de los productos que van a conformar nuestro menú, una cantidad razonable de los mismos y una apropiada forma de prepararlos. Esto debiera ser la base en la mayor parte de las […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 9 febrero 2011 @ 13:13