round image on layout top

¿Truco o Trato? ¿Me peso?

30 octubre 2018 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


Ahora que estamos en la estación otoñal, -para mí la mejor del año, la más colorida, sinónimo de esperanza-, y que celebramos por doquier la fiesta de los monstruos, adaptación anglosajona de una tradición celta de culto a la muerte y celebración del solsticio de otoño (Samhain o Halloween) y, -como todo tiene relación, y si no la creamos-, viene a mi mente la expresión “truco o trato” asociada a un monstruo que a veces me provoca terror: la báscula.

¿Os pesáis? ¿Con frecuencia? ¿Qué os aconsejan vuestros médicos? En esto, como en tantas cosas, sirve el dicho popular “cada maestrillo tiene su librillo”. Yo quiero compartir con vosotros mis conclusiones sobre este tema. A lo largo de mi vida y mis peripecias para desprenderme de mis kilos de más, me han aconsejado y argumentado de todo: que no me pese más que cuando acuda a los controles a la clínica (para evitar obsesionarme con los números), que me pese todos los días y lleve un registro del peso (para ver dos cosas: que el peso no es estable y para que recuerde que debo cuidar lo que como), que me pese una vez a la semana (el mismo día y a la misma hora y con la misma ropa o sin ropa) y que me olvide del peso y me concentre en la alimentación saludable puesto que, si me cuido y lo hago bien, el peso bajará solo. Todas pueden tener un punto de razón, menos, a mi modesto y personal juicio, la de no pesarse nunca o casi nunca. Uno no va al médico con la primera analítica y el médico le dice: “Mire, tiene usted bastante alto el colesterol y el azúcar. Si sigue estas pautas, bajará”. “Y, ¿para cuándo la siguiente analítica de control, doctor?” – Pregunta el paciente. “Ah, no, no se preocupe, no es necesario hacer controles. Si usted se cuida, los valores alterados bajarán” –replica el doctor. ¿Qué pensaríais? Yo, desde luego, cambiaría de doctor.

Claro que el peso responde a muchos factores; en efecto, el peso es el síntoma y no el problema; seguro que alimentándonos bien el peso bajará, no dudo de todos estos argumentos. Pero yo necesito cuantificar las cosas y entenderlas y controlarlas y, para ello, necesito pesarme y hacerme analíticas con la periodicidad adecuada. Ni más, ni menos.

Ahora me peso los viernes y los lunes, y estoy muy contenta. Llevo un registro que me hace relativizar su importancia sin eliminar su valor para mí. Me ayuda a recordar que debo cuidar mi alimentación y hacer ejercicio, que el fin de semana hay más tentaciones y, sin obsesionarme, disfrutando siempre, debo pensar y planificar ese disfrute culinario saludable, y debo hacerlo con antelación – en la medida de lo posible- para no ceder a la compulsión o el impulso.

Y dicho esto, es el momento de enfrentarse al monstruo. El mío se llama Tanita y mantenemos una relación de amor/odio casi perpetua. No me digáis que no os alegra el día un número propicio, y que no hay una pequeña punzada de decepción cuando el dichoso numerito -con sus decimales y todo- no se mueve y parece querer quedarse a vivir allí, congelado en la pantalla. O cuando sube, especialmente si no parece haber razón para ello. Es como mirarse al espejo pero para verse por dentro sin verse. Nos miramos al espejo de perfil, de frente, por detrás, de cerca, de lejos… y a veces nos devuelve una imagen amable, y otras, una reniega de la evidente distorsión que refleja. “Que no, que  no te burles de mí, que esa no soy yo, no soy la de ayer, deja de comportarte como los espejos cóncavos y convexos de las ferias”. Algo similar me pasa -o me pasaba- con la báscula. Creo que he conseguido relativizar, sin anularla, la importancia de los datos que ofrece el peso.

Desempolvad la báscula – o no, que es Halloween y las telarañas decoran mucho – pesaos, y, si os grita: “¿truco o trato?”, elegid trato. Si el reflejo no os gusta, buscad solución sin miedo. ¿Susto o muerte? Muerte para renacer, muerte de antiguos hábitos para cuidarse y sentirnos a gusto en nuestros zapatos, los de nuestro nuevo yo.

Feliz y terrorífico HALOWEEN a todas/os y hasta la próxima.

Águeda


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto...
leer mas

La importancia de una dieta...

  ¿Somos lo que comemos?, pues miré usted quizás no tanto, pero esta claro que influye en lo que nos convertimos. Según su origen griego dieta es un régimen de vida. Esto es, la dieta no sólo es la comida, sino la actividad física, el trabajo, el descanso, incluso diría yo el modo de pensar […]
leer mas

RAZONES DE PESO PARA NO...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto...
leer mas

GASTEMOS ENERGIA

Que nadie piense que se trata de una proclama a favor de la desobediencia civil, ni por la insumisión, pero en momentos como los que vivimos, en los que el debate del ahorro energético genera todo tipo de controversias hay un gasto que nadie se debería atrever a discutir: el gasto energético fruto de nuestra […]
leer mas

EL PICOTEO: ¿AFICION O...

Se trata de uno de los principales enemigos  de un comportamiento alimentario ordenado y saludable y consecuentemente del peso. En su origen, el acto de picar obedece a dos principales causas. Por un lado el deseo, más o menos irrefrenable, de consumir un determinado alimento, que generalmente produce una sensación agradable y que consideramos...
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 30 octubre 2018 @ 9:34