round image on layout top

EL CUERPO ME LO PIDE

13 abril 2015 by Dr. Luis Almagro divider image

Con éste argumento tan poco consistente como frecuente de escuchar, son muchos los que tratan de explicar o justificar un comportamiento alimentario que puede que no sea el más adecuado.

Parto de la base de que el acto de comer no es exclusivamente un acto biológico. en el que aportamos al organismo las sustancias y energía que necesita, sino que además conlleva toda una serie de cargas emocionales, sociales. Generalmente cuando “el cuerpo lo pide” estamos hablando de algo que se ha venido a llamar hambre emocional o hedónica. Aprender a diferenciar el hambre real o física de la emocional puede ser de gran ayuda.

El hambre emocional aparece de repente, súbitamente y requiere una compensación urgente. El hambre física, por otro lado, llega de manera más gradual. El impulso de comer no se siente tan repentino ni exige una satisfacción inmediata.

El hambre emocional se relaciona con alimentos específicos, generalmente con alto contenido en azúcar, grasas y sal, o con su textura, aromas e incluso con los recuerdos y emociones que sugieren.

El hambre emocional a menudo conduce a conductas impulsivas poco sujetas a control racional. Antes de reaccionar puedes haber comido un paquete de galletas o de patatas fritas, o pasar de un alimento dulce a otro salado, posiblemente sin ser plenamente consciente de lo que se está haciendo. Con relación al hambre física la respuesta es mucho más pausada y controlable.

El hambre emocional puede aparecer incluso después de haber realizado una comida copiosa, de estar con el estómago lleno y de haber satisfecho las necesidades nutritivas, puesto que obedece a un origen y a unas circunstancias completamente diferentes a las necesidades del organismo. En ocasiones se busca el placer de la palatabilidad del alimento, en ocasiones la recompensa de lo prohibido.

La falta de control relacionada con el hambre emocional conlleva conductas anormales como comer a escondidas, levantarse por la noche, sentimientos de culpa, conductas purgativas…

La satisfacción repetida del hambre emocional fácilmente deriva en conductas adictivas, de ahí la importancia de entender los procesos y evitar su enquistamiento.

Los trastornos del comportamiento alimentario, en mayor o menor grado, son más frecuentes de lo que nos creemos y determinadas conductas estas más relacionadas con esto y no con lo que pide el cuerpo.

Dr. Luis Almagro. Marbella. Consejos que te ayudan a adelgazar con salud


2 Responses to EL CUERPO ME LO PIDE

  • He perdido doce kilos en un año, después de Navidad he cogido 3 Ki los, soy incapaz de perderlos… no puedo hacer ejercicio.
    Mi problema es que siempre estoy pensando en la comida… en lo que ya he comido o en lo que tengo que comer.
    Supongo que será un problema o deformación psicologica, no?
    Atte.


  • Efectivamente, habría que descartar algún trastorno del comportamiento alimentario. Sería bueno consultar con un especialista


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

LAS PATATAS, ¿EN EL OJO DEL...

La Universidad de Harvard, y en concreto su HSPH (escuela de salud o facultad de medicina) es un referente mundial en muchas disciplinas y en asuntos de nutrición también. Los avances en las investigaciones, y las conclusiones que de ellas se extraen van marcando tendencias o posicionamientos acerca de recomendaciones nutricionales. Son...
leer mas

INTOLERANCIA A LA LACTOSA

El tema de las intolerancias alimentarias está de moda, esto es algo sabido. Bien es verdad que en esto ocurre como con las meigas, que haberlas haylas, pero ni son todas las que están, ni están todas las que son. Una de las más relevantes es, sin duda, la intolerancia a la lactosa, tanto por […]
leer mas

ADELGAZAR Y AUTOESTIMA

Muchas son las consecuencias positivas de perder peso o de adelgazar. Esta claro que la disminución de grasa corporal provoca una disminución de factores de riesgo cardiovasculares, disminución de las cifras de tensión arterial, reducción de las cifras de colesterol y azúcar en sangre, reduce el riesgo de diabetes, hay reducción de...
leer mas

NUESTRA WEB

Hace año y medio empezamos a potenciar nuestra web como una herramienta de ayuda tanto para nuestros pacientes como para los que no lo son. Durante este tiempo el nivel de visitas regulares ha subido un 30-40 %, habiéndose registrado el pasado mes de febrero el record máximo. Resulta curioso que Madrid es el primer […]
leer mas

LA NUEVA NORMALIDAD

Hay luz al final del túnel. Parece que por fin vamos a salir; despacio, pero vamos a salir. Todos estamos cansados de estar a oscuras, pero hay luz al final del túnel. ¿Hacia dónde vamos? Pues, según parece, hacia la “nueva normalidad”. Me gustaría contarles cómo veo yo, como médico, esa nueva normalidad. Creo que […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 11 enero 2017 @ 19:40