round image on layout top

LAS PATATAS, ¿EN EL OJO DEL HURACAN?

5 marzo 2014 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


La Universidad de Harvard, y en concreto su HSPH (escuela de salud o facultad de medicina) es un referente mundial en muchas disciplinas y en asuntos de nutrición también.

Los avances en las investigaciones, y las conclusiones que de ellas se extraen van marcando tendencias o posicionamientos acerca de recomendaciones nutricionales. Son clásicos los ejemplos acerca del pescado azul o el aceite de oliva. Esto no quiere decir que sean verdades absolutas. No podemos saber lo que sabremos dentro de 10 años, pero si que,  a día de hoy y con lo que sabemos hoy, y con lo que los estudios realizados hemos comprobado hoy, podemos recomendar. Si es cierto que todo está sujeto a interpretaciones más o menos personales, y en el caso de la postura de Harvard también.

Ellos,  muy implicados en la lucha por cambiar los hábitos de la población americana y en luchar contra la epidemia de obesidad mundial, marcan pautas y directrices y entre otras llama la atención su no recomendación de consumo habitual de patatas.

Las patatas es un alimento muy presente en la dieta mundial.  Aunque su consumo (me refiero al modo de preparación) no es igual en todas las zonas.

En principio las patatas serían una verdura, pero tanto por su composición nutricional (tienen un contenido en hidratos de carbono mayor) como por sus formas de preparación, dice Harvard, y estamos de acuerdo, que no debe considerarse como parte de una de las raciones de verduras recomendadas.

Si bien es cierto que las formas habituales de preparación americanas difieren mucho las de las nuestras, es bueno hacer aclaraciones.

Las patatas fritas incorporan una cantidad importante de grasa en su proceso de elaboración , que lógicamente incrementa su contenido calórico. La calidad de esa grasa es diferente si se fríen en aceite de oliva o de girasol, o en grasas de cerdo o pato ( las típicas de las fish and chips británicos) o en aceites de coco y palma o en mantequilla. En estos casos no solo estaremos aportando más calorías sino grasas perjudiciales para la salud.

Pero el problema de las patatas, es que aún en formas de preparación que no lleven  grasa (como cocidas o asadas en el horno) los azúcares que tienen y la repercusión de estos en la glucemia  en sangre es muy alta. Simplificando, si el azúcar sube, la insulina corporal aumenta y hace que ese azúcar se acumule en forma de grasa. Por otro lado mientras la insulina esta alta no hay combustión de grasas.

Este proceso no tiene lugar sólo con las patatas sino con todos los alimentos con un contenido alto en azúcares simples o de fácil digestión. Últimamente se ha comprobado que ésta situación es la que peores consecuencias metabólicas tiene.

Y entonces ¿no podemos comer patatas?., No seré yo quien contradiga a tan prestigiosa institución, pero en nuestro afán de apostar por una comida saludable, por supuesto, pero variada y  respetando  gustos  y costumbres tradicionales, intentaremos adaptarlo. Al final todo depende de varios factores:

– La cantidad

– La forma de preparación

– Formando parte de que comida o plato

– La actividad física

Así pues, recomendaremos un consumo ocasional de patatas (no diario), en pequeñas cantidades (100-150 grs), formando parte de platos que lleven verduras y proteína, que no necesiten mucha grasa en su elaboración (por ejemplo un estofado) y sobre todo que sean seguidas de un buen paseo o sesión de ejercicio.

Dr. Luis Almagro. MArbella.  Consejos que te ayudan a adelgazar con salud.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

Nueva página WEB

Cuando comenzamos con nuestra página web, realmente no teníamos clara su finalidad. Pero el tiempo nos ha dado la experiencia suficiente de hacia donde queremos ir y, ahora, después de más de un año de evolución, ya empezamos a saber lo que queríamos y para que la queríamos. En principio nos negábamos a que fuera […]
leer mas

ADELGAZAR Y AUTOESTIMA

Muchas son las consecuencias positivas de perder peso o de adelgazar. Esta claro que la disminución de grasa corporal provoca una disminución de factores de riesgo cardiovasculares, disminución de las cifras de tensión arterial, reducción de las cifras de colesterol y azúcar en sangre, reduce el riesgo de diabetes, hay reducción de...
leer mas

Adelgazar sin esfuerzo

“Adelgazar sin esfuerzo”,  “adelgazar sin pasar hambre”, “coma todo lo que quiera y adelgace”. ¿Cuántas veces habrá oído o leído estas frases?. Seguramente muchas, pués son un eslogan publicitario y una de las funciones de la publicidad es repetir una y otra vez un mensaje para crear una demanda o necesidad. En este caso a...
leer mas

Comer por ansiedad o ansiedad...

Posiblemente la mayor parte confunda o utilice de modo indistinto ambos términos, pero se refiere a dos situaciones bastante diferentes y con abordajes también diferentes. Comer por ansiedad se refiere a una situación, en la que aparentemente existe una ansiedad de base o previa, en la que se utiliza la comida o el acto de […]
leer mas

“MAMA QUIERO SER DELGADO”

“Mamá quiero ser delgado”, esto me contaba el otro día una paciente que le había dicho su hijo de 8 años. Desconocíamos si el niño había llegado a esta conclusión por que sus compañeros de colegio le habían hecho centro de sus burlas, o porque quería mejorar sus actitudes deportivas o porque alguna chica comenzaba […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 5 marzo 2014 @ 12:44