round image on layout top

XXL

1 marzo 2011 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


Comer saludablemente es un ejercicio de equilibrio y posiblemente de sentido común. Por eso además de la elección del producto que conforma nuestro menú, la cantidad del mismo será fundamental para mantener una alimentación adecuada.

Al igual que cuando vamos a la compra no nos extrañamos que un kilo de pescado o de manzanas valga el doble que medio kilo del mismo producto, debemos considerar que una ración doble de cualquier alimento aporte el doble de energía y, también, el doble de grasas, el doble de azúcares y el doble de posibles inconvenientes.

Nuestro organismo está programado para recibir y asimilar sin consecuencias un aporte determinado de nutrientes y energía cada día. Todo exceso por encima de esa programación, que por otro lado difiere en cada persona, será acumulado en forma de grasa, haciéndose manifiesto en la báscula, si es que uno tiene la sana costumbre de controlar la evolución de su peso.

La sensación involuntaria de saciedad, regulada por el sistema nervioso es la que controla la cantidad de comida que ingerimos, avisándonos de que paremos. Nos advierte de que ya ha sido bastante lo que nos hemos comido; que ya vamos por el tercer plato por muy bueno que haya salido el arroz o por mucho que quede en la paellera (los puristas dirán paella). Pues resulta que el uso continuado y voluntario de grandes raciones tiende a modificar esa sensación y por tanto cada vez queremos más, así como el bebedor o el fumador descontrolados quieren cada vez más.

Sobre la regulación involuntaria existe un componente superior de regulación consciente, que puede hacer que sigamos comiendo a pesar de sentir la necesidad imperiosa, disimulada eso si, de soltar el botón del pantalón.

Aunque cuando hablamos de cantidades nos vengan a la memoria mega-raciones de determinados productos de procedencia, principalmente, estadounidense sirvan a modo de ilustración: maxihamburguesas con maxipatatas, pizza XXL con triple extra de queso, raciones de palomitas que parecen servidas en el cubo de la fregona y helados de 5 bolas que difícilmente se sostienen, es cierto que no es solo de esos productos, sino de todos, de los que deberíamos controlar los tamaños y el número de raciones. Así, productos tan saludables como el aceite de oliva o la fruta, y son solo un ejemplo, deben consumirse en proporciones adecuadas, pues podrían representar un exceso de grasas y de azúcares.

Del mismo modo el menaje de cocina parece haber experimentado en los últimos años una especie de metamorfosis con propensión al gigantismo. A saber, observen las tendencias de los vasos, copas, tazones y platos actuales, son cada vez más grandes. Nada tengo contra las modas, pero seamos conscientes que son parte del decorado y por tanto no hay que llenarlos hasta el borde.

En cambio quizás sea en la cocina moderna y vanguardista donde por el contrario nos encontramos con una propuesta de ración más bien pequeña, y que como no podía ser de otro modo suele generar todo tipo de controversias.

Una vez más equilibrio, sentido común y recuerden el tamaño, si importa.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

RAZONES DE PESO PARA NO ABRIR...

Continuamos con la serie de artículos dedicados a desglosar los muchos motivos por los que determinados productos, englobados en la denominación “comida rápida” o “comida basura”, no debe pasar de ser de consumo muy ocasional. Además repasamos algunas de las pequeñas trampas de la publicidad que nos pueden llevar a comer algo distinto...
leer mas

#CONTUAPOYO

Adoptar un estilo de vida saludable es indispensable para controlar el peso corporal y para adelgazar de un modo adecuado. Esto es un hecho incontestable. Pero para modificar malos hábitos que pueden llevar mucho tiempo con nosotros, es fundamental contar, entre otras cosas, con el apoyo adecuado Hace unos meses comenzamos una experiencia...
leer mas

BIENESTAR DIGESTIVO: UN...

Es muy frecuente que, al confeccionar la historia clínica de los pacientes que acuden a consulta con el objetivo de perder peso, encontremos respuesta positiva al preguntar si tienen molestias digestivas que relacionen con las comidas. Ardor de estómago, hinchazón, pesadez, gases, estreñimiento…son algunos de los síntomas que a menudo...
leer mas

PEQUEÑOS EXCESOS

Repetimos, con molesta insistencia,  que independientes de aspectos genéticos, el sobrepeso y la obesidad están motivados por  un desequilibrio entre la energía  que se ingiere  y lo que se gasta. Lo que representa un incremento de los depósitos energéticos en forma de grasa corporal. Por  tanto para adelgazar, no existe otra solución...
leer mas

Yogures y estreñimiento

Es frecuente escuchar a determinadas personas que no quieren comer yogures por que les produce estreñimiento.  Quizás  sea ésta una más de las múltiples leyendas urbanas que atribuyen determinadas cualidades u propiedades a algunos alimentos, demonizando a otros.  Es posible que el origen de esta afirmación venga dada por la...
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 7 octubre 2013 @ 9:18