round image on layout top

“MAMA QUIERO SER DELGADO”

24 noviembre 2010 by Dr. Luis Almagro divider image
Print pagePDF pageEmail page


«Mamá quiero ser delgado», esto me contaba el otro día una paciente que le había dicho su hijo de 8 años.

Desconocíamos si el niño había llegado a esta conclusión por que sus compañeros de colegio le habían hecho centro de sus burlas, o porque quería mejorar sus actitudes deportivas o porque alguna chica comenzaba a hacerle tilín. Que más da. El hecho es que ese niño, con un ligero sobrepeso, consideraba un beneficio ser más delgado, y no le faltaba razón, aunque no supiera muy bien el porqué. Los niños con sobrepeso presentan mayor riesgo de determinadas enfermedades cuando son adultos.

Ese niño comenzaba a tener una motivación, que de llevarla por el camino adecuado haría de él, un niño y, luego, un adulto más sano o con menor riesgo de enfermar.

Lo que ese niño desconocía es que ser delgado, o no tener problemas de sobrepeso, ni en la infancia ni en la edad adulta, sea algo que se compre o que regalen los Reyes Magos. En el caso de un niño con tendencia al sobrepeso, bien por un condicionante genético o bien por una cuestión de malos hábitos, o lo que es más frecuente por una combinación de ambos factores, esta afirmación ha de convertirse en una autentica declaración de principios. O más bien, en una autentica declaración de intenciones, algo así como quiero ser médico o ingeniero. Porque ese niño sólo será delgado o evitará el sobrepeso si se esfuerza y  lucha contra su tendencia natural. Los genes producen una predisposición a tener sobrepeso, pero necesitan de un determinado ambiente para actuar. Pero con un ambiente adecuado podemos inhibir su información, podemos modificar o contener el mensaje de esa carga genética, y aquel que está predispuesto a ser obeso se puede mantener en límites razonables.

Pero está claro que ser delgado o mantener el peso no debe ser a toda costa, y mucho menos  a riesgo de perder la salud. No es infrecuente encontrar padres que dicen: “no quiero que mi hijo se obsesione con el peso”, y así,  le dejan comer de todo, en las cantidades que le apetece y cada vez que quiere. Estos padres no son conscientes que con ese comportamiento, no estamos evitando nada, sino incrementando el riesgo de hacerlo enfermar.

Lo cierto es que en los niños el objetivo principal no ha de ser estar delgados, y por tanto el dato del peso debe considerarse un indicador más de salud, como pudiera ser la talla o la velocidad de crecimiento, sino mantener una conducta y alimentación saludables, y esto que termina sonando a tópico resulta que no lo es,  sino que es el fundamento de la cuestión, aunque la mayor parte de los padres desconoce exactamente lo que significa.

En muchos casos consideran que prohibir bollerías industriales o menús de Mc Donald´s es tener una conducta saludable. Nada más lejos de la realidad. El problema no vendrá nunca por comer ocasionalmente un bollo o una hamburguesa más o menos grasienta, sino en lo que se hace día a día.

Cada vez hay más niños obesos, pero no es cierto que cada vez haya más niños  «genéticamente obesos», sino que  vivimos en un ambiente que hemos denominado «ambiente obesogénico», es decir un ambiente que causa problemas de peso, debido a la abundancia de alimentación, al tipo de alimentación, a la inactividad física, a la permisividad, etc…

Por tanto diría que hay dos cuestiones: aprender realmente que hay que hacer, y la segunda es aplicarlo. Aconsejaría cuando nos encontremos con un niño con sobrepeso que nos plantee esta cuestión u otra similar, valorar  si realmente estamos preparados para ayudarle.

A este niño no es necesario plantearle adelgazar o perder peso, y además hay que explicárselo y hacerle responsable e implicarle en la decisión. Los niños, más a esa edad de 8 años, tienen la suerte de poder seguir creciendo, y por tanto es suficiente con mantener el peso. Simplemente hay que buscar que el incremento que se vaya produciendo se vaya correspondiendo con su altura. De este modo se modificará la composición corporal y el porcentaje de grasa de su cuerpo. Pero para que esto suceda  necesita una conducta  y unos hábitos adecuados, que son los que hemos de enseñarles y ahí es donde su esfuerzo obtendrá la recompensa, no solo para el control del peso, sino para la salud. Estamos hablando fuera de toda duda de una inversión de futuro, pero también con recompensas inmediatas.

No se es médico ni ingeniero sin esfuerzo, y un esfuerzo de muchos años, y no se es delgado sin esfuerzo, y un esfuerzo de toda la vida.

Clínica Dr. Luis Almagro. Marbella


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario


Username*

Email*

Blog / Homepage?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Siguanos en Facebook Siganos en Twitter

Articulos varios

divider image

PEQUEÑOS EXCESOS

Repetimos, con molesta insistencia,  que independientes de aspectos genéticos, el sobrepeso y la obesidad están motivados por  un desequilibrio entre la energía  que se ingiere  y lo que se gasta. Lo que representa un incremento de los depósitos energéticos en forma de grasa corporal. Por  tanto para adelgazar, no existe otra solución...
leer mas

LA LISTA DE LA NO COMPRA

REGLAS SENCILLAS PARA COMER BIEN O MEJOR DICHO PARA NO COMER MAL La nutrición, como ciencia puede ser compleja, pero más lo son las matemáticas, y no hay que ser Pitágoras ni Einstein para saber sumar, restar, multiplicar y dividir. Pues tratemos de proponer lo mismo, olvidémonos de cadenas de aminoácidos, fuentes de ácidos grasos,...
leer mas

¿CUANTAS COMIDAS AL DIA?

Científicos del Instituto Salk de Estudios Biológicos de California –referencia mundial en el campo dela Biología-han encontrado un papel determinante en el horario de comidas y en el respeto de periodos diarios de ayuno  para el control del peso y la prevención de enfermedades metabólicas como la obesidad o la diabetes. Constataron en...
leer mas

¿DIETA O APRENDER A COMER?

¿Que es mejor para adelgazar y controlar el peso? ¿Hacer dieta o aprender a comer? Sin duda se puede perder peso de las dos formas. Pero si pensamos  que el objetivo final  tiene que ser el mantenimiento del peso perdido, seguramente tendremos que inclinarnos por la segunda opción. Aunque yo lo matizaría, y deberíamos hablar […]
leer mas

MESOTERAPIA, LPG Y CELULITIS

Cuando se acerca el verano los tratamientos estéticos de reducción de peso alcanzan su máximo apogeo.   Se dispara la publicidad de recursos mágicos o pseudomágicos con los que disminuir unos pocos o muchos centímetros de aquellas áreas o zonas donde nos interesa.   Desgraciadamente esto no es tan fácil y por tanto no siempre […]
leer mas


bottom round image

footer blue big nice

Clínica del Dr. Luis Almagro // Nutrición y Obesidad // Podemos mostrarle el Camino
Teléfono 952 86 04 47. Fax 952 90 27 68. email info@drluisalmagro.com
Avenida Ricardo Soriano, 13 2ª Planta.29601.Marbella

Ultima actualización: 14 marzo 2011 @ 18:34